Aspectos que debes tener en cuenta en tu rol de conductor

El conducir es una actividad que demanda concentración y experiencia, así que es de esperarse que el conductor tenga ciertos valores al momento de estar al volante. Te damos algunos aspectos a tener en cuenta y puedas realizar un cuidado de ti y de los otros en la vía. 

¿Qué tan cortés eres?

¿Te ha ocurrido que conduces y en algún momento debes decidir si permites el ingreso de otro vehículo a tu fila, a tu carril? 

Sin duda es una escena que permite evaluar que tan cortés eres; dar la vía y permitir el ingreso de otro vehículo no te costará tanto como crees, se estima que tarda entre 3 y 5 segundos, así que realmente no retrasa mucho tu recorrido y sin duda disminuyes el riesgo de accidentalidad, estas prácticas te permite ser más consciente de que no estás sólo en la vía. 

Di no a los objetos sueltos en el vehículo. 

La mayoría de veces llevamos en nuestro vehículo bolsos, paquetes, accesorios, en caso de tener niños también es normal encontrar juguetes y ropa, y un sin fin de objetos que a simple vista no representan riesgo, pero que en un momento de riesgo pueden agravar la situación. 

Al frenar en seco o ante una colisión un objeto puede salir disparado hacia el parabrisas, hacia los pedales interfiriendo su manipulación o peor a partes del cuerpo como la cabeza o cuello causando contusiones o lesiones. Sin hablar del uso del cinturón, si un objeto sale disparado, imagina la situación con un pasajero sin el cinturón, definitivamente una experiencia poco recomendable. 

Educación y respeto, infaltables en la vía. 

Conducir es de las actividades que más genera estrés a nivel global, en otro blog hablaremos de algunas consecuencias mayores como la ira al volante, que finalmente es derivado de situaciones de estrés que afectan nuestra conducción. Pero es normal perder los estribos y maldecir o amenazar a otros conductores o a los peatones? Es una mala práctica en cualquier sentido, y si llevas niños no querrás que aprendan malas conductas o un lenguaje agresivo mientras conduces. 

Y si de respeto se trata no podemos olvidar que la idea para la daba conducción y cuidado de la vida es precisamente el cumplimiento de las normas de tránsito, el no respetar distancias mínimas de circulación, no priorizar el peatón o no respetar la señalización deja en duda tu capacidad de conducir sin poner en riesgo a otros. 

Si bien conducir te lleva a cumplir metas y objetivos diarios como ir a la oficina, llevar los niños al colegio o ir de vacaciones, nunca podemos olvidar que siempre debe primar la vida en la vía. En inteligencia vial estaremos de la mano del autocuidado y del cuidado del otro. Esperamos que estos aspectos te sean útiles y puedas llegar a casa con los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.